sábado, 18 de marzo de 2017

DOSCIENTOS DIEZ Y NUEVE







Cada vez que oigo hablar de Islandia se me ponen los dientes largos.
No solo por todo lo que han conseguido las mujeres, lo que ya sería más que suficiente para admirarlo como país, sino y sobre todo, porque en el programa de Roge Blasco de los domingos por la noche en radio Euskadi, “Levando anclas” donde hace entrevistas a viajeros creativos, cuando vienen los que han estado en Islandia, todo lo que cuentan es fantástico.
Al decir fantástico no me refiero al significado que damos a esa palabra en el lenguaje coloquial, sino a lo que para nuestra cultura sería algo irreal, que solo existe en la imaginación.
Me refiero a los seres elementales, elfos, gnomos, hadas y otros duendes místicos y míticos a los que yo solo conocía a través de los cuentos, no sabía que existían de verdad.

Islandia es un país bizarro, siempre ha estado muy aislado y la mayoría de los que viven allí, creen en estos seres elementales, hasta tal punto que existe una institución llamada Álfaskólinn, completamente dedicada al estudio de esos pequeños, ocultos en el telar de la naturaleza.
Localizada en Reikjavik, la escuela estudia trece diferentes tipos de elfos que aparentemente habitan en Islandia, cada uno de ellos con una descripción detallada. 
Aunque los elfos son los seres elementales más populares de Islandia, la escuela también estudia otras criaturas.
El temario es complementado con excursiones a los sitios sagrados donde los elfos han sido observados, o donde se dice han realizado alguna acción mágica.

La creencia en elfos en Islandia, no es un tema ligero.
Algunos caminos solo son trazados cuando un equipo de expertos determina que no dañará a los elfos locales.

He visto documentales sobre Islandia y me han resultado fascinantes.
El paisaje, la luz, las auroras boreales, los horarios, todo parece que pertenece a otro planeta.

Casi todos los islandeses están emparentados por lo que para evitar la endogamia, facilitan los árboles genealógicos de todos los habitantes, incluso en aplicaciones para móviles.

La palabra Elficología significa el estudio de la gente menuda.

En Islandia no existe el crimen y la policía patrulla sin armas.
Me hipnotiza Islandia, es todo lo que puedo decir.
A medida que voy aprendiendo los diversos aspectos de Islandia, crece mi asombro.









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada